Lidia e Irene de Yoganímate: “Lo mejor del yoga es que a cada uno le ayuda de la forma que necesita”

Llevo practicando yoga 5 meses. En este “viaje”, del que todavía me queda mucho camino, he descubierto muchas cosas sobre la práctica, pero también cosas sobre mí misma y sobre mi entorno. También me he cruzado con personas que han conseguido contagiarme su entusiasmo y su pasión por el yoga. Personas como Irene y Lidia,…

Leer Más

Por qué tu tiempo contigo no puede ser negociable

Los seres humanos somos sociales por naturaleza, es cierto, pero también necesitamos poder disfrutar de tiempo a solas, tener nuestro espacio. Si no fuera así, no tendríamos ocasión de preguntarnos acerca de nosotros, de lo que necesitamos, de en qué momento estamos. Por eso es importante que, por encima de muchas cosas que aprendas, te…

Leer Más

Por qué la filosofía slow puede cambiar tu vida

Si terminas el día deseando que, en vez de 24 horas, tuvieran 40; si vas siempre con prisas y aun sí sigues llegando tarde a todas partes; si te pasas los siete días de la semana ocupado, pero sientes que no aprovechas el tiempo; si te has vuelto seriamente adicto al multitasking, necesitas echar el…

Leer Más

Moda sostenible: nuevas formas de consumir ropa

El sector textil es el 2º más contaminante del mundo. Más de 300.000 toneladas de prendas de ropa son tiradas a la basura cada año SÓLO en España. Hace años, las prendas de ropa eran mucho más caras, y el poder adquisitivo de la población era mucho menor. De tal forma que cuando un calzado…

Leer Más

Ikigai: la razón de vivir

Según la cultura japonesa todo el mundo tiene un Ikigai (生き甲斐). Ikigai significa “la razón de vivir”. Por tanto, todo el mundo tenemos un motivo para vivir, una razón para nuestra existencia, un objetivo en la vida, vaya. Me explico: todos tenemos muchos motivos para vivir, pero el ikigai, de acuerdo con al cultura japonesa,…

Leer Más

Por qué debes practicar el desapego

El otro día hice limpieza de armario. Llevaba sin hacer una limpieza en profundidad desde que me mudé a mi casa (unos 3 años), y ya sentía que lo necesitaba. Durante todo el proceso, identifiqué en mí misma diferentes patrones: Tuve una fase de: “No me quiero deshacer de esto. Llevo sin ponérmelo dos años,…

Leer Más