4 estereotipos sobre el yoga que tienes que desechar


Una de las ventajas que tiene hacer cosas nuevas, ya sea viajar a una nueva ciudad, practicar un nuevo deporte o emplear tu tiempo en una nueva afición, es que desechas de tu mente ciertas creencias que tenías y que sólo te limitaban. Has basado esas ideas, esos paradigmas, en tu lo que alguien te ha dicho o en lo que parece a simple vista. Sin embargo, no desde tu auténtica perspectiva o experiencia.

Cuando sales de tu zona de confort pasan cosas realmente mágicas. Una de ellas es darte cuenta de todas aquellas cosas que hubieras dado por verdaderas hace unos meses, y que ahora ya no te parecen tan absolutas.

Si practicas yoga, éste post te hará gracia, quizá, porque es posible que tú, antes de iniciarte en la práctica, pensaras algo parecido alguna vez. Si no practicas yoga, es probable que identifiques estos estereotipos con ideas que para ti son ciertas y factibles.

Así que, practiques yoga o no, abre tu mente para leer estos 4 estereotipos sobre el yoga. Esto se puede aplicar a casi cualquier cosa en nuestra vida.

#1. ¡No soy lo suficientemente flexible para practicar yoga!

Es una de las cosas que se piensan habitualmente (o una de las excusas que nos ponemos). Porque claro, ves a esas yogis expertas tocarse la frente con la punta del pie, y tú sabes que (al menos, de momento) eres incapaz de hacer eso. Pero ser súper flexible no te ayudará cuando tengas que recurrir a tu propia fuerza corporal o a tu resistencia. Así que, desecha el paradigma Nº1: no hace falta que te dobles en dos para practicar yoga.

#2. “Es una práctica fácil” …y para chicas

Cuando he recomendado el yoga a alguna amiga, habitualmente me dicen que ellas no quieren hacer yoga porque ellas quieren “hacer deporte”. Porque es demasiado fácil y ellas necesitan “más caña”. ¡Y no digo nada cuando le dije a mi chico que lo hiciera conmigo! “¿Pero el yoga no es para chicas?”. Ni es para chicas, ni es fácil. Prueba a ir a un curso de yoga, ¡te sorprenderás! De que haya chicos… Y de las agujetas que tendrás al día siguiente.

#3. “Para ser yogui tienes que ser espiritual”

Creo que nadie que empieza en yoga, empieza sintiéndose más espiritual que cuando no lo practicaba. Así que no, no hace falta ser espiritual para ser yogui. Aunque a medida que avances en la práctica, te harás más sensible a la energía de tu propio cuerpo, aprenderás a escucharte y sí, es probable que comiences a familiarizarte con términos que antes no conocías (como “malas”, como “chakras”). Pero no, my friend, no hace falta “creer” en nada más que en ti mismo, para practicar yoga.

#4. “Todos los yoguis son veganos”

No. No todos los yoguis son veganos. No tiene sentido ni nada que ver. Pero el yoga sí que te invita a tratar tu cuerpo como un templo, y hacerlo implica, necesariamente, cuidar más lo que comes. La opción de ser o no vegana, es tuya, súper personal, y nada tiene que ver con la práctica. ¡No te dejes llevar por los prejuicios!

Imagen de portada vía Pinterest