11 formas de practicar la gratitud


Cada vez, son más los expertos que señalan los múltiples beneficios que tiene expresar gratitud para nuestra vida emocional. Practicar la gratitud, consiste en demostrar respeto y valorar lo que los demás hacen por nosotros, independientemente de cuál sea su motivación para hacerlo. También implica dar las gracias por lo que tenemos, cosa que nos hace más conscientes, nos ancla al presente y nos ayuda a tomar conciencia de los afortunados que somos.

Motivos por los que das las gracias

Si ahora mismo cogieras un papel y un bolígrafo, y empezaras a elaborar una lista de cosas por las que debes dar las gracias hoy en día en tu vida, probablemente no tendrías suficiente con sólo las dos caras del papel. El problema es que muchas de esas cosas, se ven empequeñecidas por la urgencia y la rutina del día a día. También por nuestro ego, que muchas veces no nos permite ser lo suficientemente humildes como para agradecer.

Porque agradecer, de verdad, puede cambiar tu perspectiva sobre ti mismo, sobre tu vida, o tu forma de relacionarte con los demás, hoy te traigo 11 formas de practicarla en tu día a día:

La gratitud es la emoción más sana del ser humano. Cuanta más gratitud expreses por lo que tienes, más motivos atraerás para estar agradecido.

1. ¡Celebra cada triunfo! Por pequeños que sean, nuestros logros son fundamentales. Saber celebrarlos y darles su importancia, es una forma de sentirnos agradecidos por ello.

2. Crea un diario de gratitud.

¿Y si cada día apuntaras una cosa de tu vida por la que podrías dar las gracias? ¿Qué ocurriría al final de un mes? ¿O de todo un año? Que tendrías un completo diario de cosas por las que estás agradecido, y eso te haría mucho más consciente.

3. Agradece los cumplidos. En esta sociedad, es muy complicado recibir un cumplido. Por eso, cuando lo recibes, has de agradecerlo. Siempre.

4. Escucha: escucha a los demás con atención, sintiéndote agradecido porque han tenido la confianza suficiente como para contarte sus cosas. Hoy en día, nuestra atención es uno de los regalos más valiosos que podemos hacer.

5. Vive el presente: y valora el momento que estás viviendo en este momento.

No es la gente feliz la que da las gracias. Es la gente que da las gracias la que es feliz.

6. Agradece en público: no temas agradecerle a alguien algo que ha hecho por ti (en el trabajo, por ejemplo) si hay gente delante.

7. Di “gracias” siempre (¡y “por favor”!)

8. Habla más con tus padres (recuerda: te dieron la vida).

9. Personaliza tu comunicación con los demás: piensa en esas personas con las que hace tiempo que no hablas. Probablemente, ellas agradecerían recibir un mensaje tuyo. ¡Eso sí! No copies y pegues, ¡escribe con sinceridad!

10. Alégrate por los demás: haz que sus éxitos sean también los tuyos. Alégrate porque a los demás les pasen cosas buenas, incluso cuando sean cosas que te gustaría que te pasaran a ti.

11. Haz un esfuerzo adicional si eso implica ayudar a alguien

Imagen de portada vía Pinterest