#ComunicaZen 4: Aplicar el modelo ‘Zen Business’ en tu negocio


Hoy en día son muchas las personas que optan por dejar de trabajar para otros y empezar a trabajar por su cuenta o emprender su propio negocio. En parte motivados por la precariedad laboral y en parte por su vocación, los valientes aventureros del emprendimiento comienzan su aventura sin más apoyo que sus profesionalidad, sus ganas y su ilusión.

Sin embargo, nada es como nos venden: emprender un negocio no es sencillo y hacer que éste tenga éxito, requiere mucho esfuerzo y sacrificio, vivir sin horarios y dedicarte al 100%. Llegados a este punto, como en casi todos los ámbitos de la vida, uno puede tomarse su negocio con calma, o agobiarse ante el panorama que se le avecina.

“Somos una sociedad desorientada. Nunca antes habíamos gozado de tanta libertad como ahora, y al mismo tiempo somos más impotentes que en ningún otro momento de la historia. Nos estamos acostumbrando a vivir en un mundo donde nada encuentra una forma definida que dure mucho tiempo. Conceptos tradicionalmente sólidos como trabajo digno, seguridad social, derecho a la vivienda o Estado del Bienestar, se han convertido en derechos efímeros” (Zen Business, Josep María Coll)

Zen Business: armonía para tu negocio

Si eres de los primeros, ¡enhorabuena! Es todo un logro conseguir algo así. Pero si tu caso es más parecido al segundo, en esta nueva entrega de #ComunicaZen te traigo el modelo Zen Business, y te cuento cómo aplicarlo (a grandes rasgos) a tu pequeña empresa.

NOTA: Esto del Zen Business no me lo he inventado yo. Está todo en un fantástico libro de Josep Maria Coll titulado “Zen Business: los beneficios de aplicar la armonía a la empresa”, el cual, te recomiendo muchísimo.

Qué es el Zen Business

El Zen Business es un modelo de gestión empresarial en el que el éxito depende de la relación armónica entre todas las áreas de la empresa, y se caracteriza por cuatro principios:

#1. Universal:

Una empresa universal es aquella que concibe el ser humano como el centro de su razón de ser. Es la fuente de su existencia y el corazón de su motivación. Para el Zen Business el propósito de la empresa debe ser universal (un propósito superior) y, por tanto, estar enfocado a mejorar la vida de los que están a su alrededor; no el dinero sin otra finalidad (que sería, un propósito económico).

#2. Humano:

El Zen Business prioriza a las personas. El desarrollo personal va ligado al crecimiento empresarial. Así, se entiende que una persona generosa, libre, amable, compasiva y atenta a los demás en su vida personal, debería ser así también en el terreno profesional. En tu caso, pequeño emprendedor, es necesario que trabajes primero en ti, en tus valores, en tu bienestar y en tu desarrollo, de cara a dar lo mejor de ti en tu negocio.

#3. Holístico:

Según el Zen Business una estrategia empresarial enfocada sólo a maximizar el lucro está condenada al desequilibrio, y por tanto, al fracaso. Es por esto, que propone darle un enfoque holístico al negocio, permitiendo el análisis, la autoevaluación y el diseño de estrategias pensadas para el desarrollo de todas las áreas de una empresa (puede aplicarse, por ejemplo, a todos los soportes donde estés promocionándote o en todos tus servicios), de forma que el equilibrio de la empresa dependa de la relación y el desarrollo de todos ellos.

#4: Armónico:

La armonía es la idea oriental de la felicidad. En el modelo Zen Business, se propone una gestión armónica de la empresa, que empieza por la toma de conciencia y el trabajo aplicado a la virtud (la excelencia personal y profesional). Esto se consigue cultivando el talento, la implicación, la motivación y el compromiso de todos los implicados en la empresa.

POSDATA:

¿Te ha parecido interesante esto del Zen Business? Puedes contarme tus ideas y opiniones en Twitter o Instagram, utilizando el hashtag #ComunicaZen.

Imagen de portada vía Pinterest