#CominunicaZen 1: Redes sociales en clave zen


Hoy empiezo una nueva serie de posts a los que les tenía muchas ganas: #ComunicaZen engloba contenidos útiles para bloggers, creativos y gente que trabaja en Internet. En estos posts os contaré cómo aplicar la filosofía zen y la vida slow a la gestión de vuestras redes sociales, vuestro blog, vuestro negocio online o vuestra marca personal. Así, entre todos, podremos construir una nueva forma de “convivir” en (y con) Internet sin volvernos locos. Además, compartiré contenidos en Twitter y en Instagram con el hashtag, #ComunicaZen, que estará abierto a todos aquellos que queráis participar con vuestras ideas.

¿Listos? ¡Empezamos!

Redes sociales en clave zen:

Es una realidad. Las redes sociales se han convertido en una parte importantísima de nuestra vida. Y si, además, tienes un trabajo relacionado con ellas o buscas dar a conocer tu proyecto, tu blog, tu negocio o tu marca personal a través de ellas, su protagonismo se multiplica. ¡Eso sí! También los quebraderos de cabeza que (a veces) nos dan…

Algunos ejemplos: ¿Qué redes sociales debo utilizar? ¿Tengo que estar en todas? ¿Cómo enfoco el contenido? ¿Cuál es la red social que mejor va conmigo? ¿Puedo hablar de cualquier cosa? ¿Estaré perdiendo el tiempo? ¿Qué tengo que hacer para impactar? ¿Cómo consigo más “Me Gusta”? ¿Por qué si me lo curro más que el vecino no me sigue más gente? ¿Tengo que probar suerte en la última red social de moda? ¿Tendré que subir vídeos con voz rara y orejas de perro?

… Y así (puto) sucesivamente.

Tranquilidad: ¡echa el freno!

Te voy a contar un secreto: por mucho que te preocupes… no vas a encontrar la respuesta a todas las preguntas. Las redes sociales (Internet, en general) ha evolucionado a un ritmo tan vertiginoso en los últimos años que tendrías que pasar AÑOS o quizá VIDAS enteras para ponerte al día y tener absolutamente todos tus perfiles actualizados de forma coherente y con cierta calidad. Así que, antes de nada, relájate. Las redes sociales deben ser TU herramienta, no una preocupación más. Por eso, hoy te traigo 7 principios de la filosofía zen aplicados a la gestión de tus redes sociales. ¿Verdad que merece la pena cambiar de vez en cuando tu punto de vista?

#1. Kanso: ordena

Antes de empezar a abrir perfiles como un loco, párate a organizar tu mente, tus pensamientos, tus ideas. Márcate unos objetivos claros, piensa en el público al que te diriges, infórmate de qué redes sociales utiliza y planifica un contenido ANTES de ponerte a subir lo primero que te venga a la cabeza. Y no, no tienes que estar en todas las redes sociales (¡gestionarlas a la vez es casi imposible). Opta por las más populares o aquellas en las que sea más fácil atraer con el tipo de contenido que vas a compartir.

#2. Fukinsei: integra

Para que tu estrategia en redes sociales funcione, vas a necesitar integrarlas. Esto es: crear un contenido específico para cada una y dotarlas de personalidad propia. Por ejemplo: seguro que has dado con alguna cuenta de Twitter que sólo comparte enlaces de fotos de Instagram. ¿Te dan ganas de seguirla? Obviamente, no. Necesitas que todo tu contenido gire y se integre totalmente en todas las plataformas que utilices.

#3. Shibumi: simplifica

A veces, menos es más. Y en este caso, lo simple puede marcar la diferencia. No te esfuerces por crear un contenido complejo, busca transmitir aquello que deseas de forma sencilla y sobre todo: coherente. Apuesta por la calidad frente a la cantidad.

#4. Yugen: sé útil

Utiliza las redes sociales para mejorar la vida de los demás. Ayúdales, con tu contenido, a evadirse de su rutina, a mejorar algunos de sus hábitos o a aprender cosas nuevas e inspirarse. En definitiva: procura que todos los mensajes que lances en tus redes sociales, sean útiles. Rechaza el autobombo gratuito y hazle saber a tu audiencia que le importas.

#5. Shizen: sé honesto

Cuando haces algo que te gusta, se nota. Pero cuando haces algo que no te gusta, se nota más. En redes sociales, sé honesto contigo mismo y con tu audiencia. No aparentes ser algo que no eres ni compartas contenido que no se corresponda con tus valores. Sé fiel a ti mismo, sé auténtico. La gente sabe reconocer a los farsantes.

#6. Datsuzoki: cultiva el asombro

De vez en cuando, utiliza tus redes sociales para sorprender a tu audiencia. Saca tu lado más creativo y crea un contenido especial, prueba una estrategia que no habías probado antes o busca nuevas formas de comunicarte con tus seguidores. Piensa que la relación creador-seguidor, es casi como una relación amorosa, basada sobre todo en la confianza y en la chispa. ¡Busca enamorar a tu público cada día!

#7. Seijaku: reflexiona

Hazte preguntas cada día. No dejes de aprender. Reflexiona sobre todas aquellas estrategias que lleves a cabo. No te conformes. Si algo no funciona, no pasa nada por dejar de hacerlo o pausarlo, de cara a encontrar algo que funcione mejor. Reconoce tus fallos, porque en ellos estará tu aprendizaje.

POSDATA:

Voy a intentar subir un post de #ComunicaZen cada semana. ¿Qué te ha parecido esta primera entrega?

Imagen de portada vía Pinterest