Cómo el yoga salvó (literalmente) mi vida: la historia de Brad Willis


Una de las cosas que me he propuesto últimamente es mejorar mi inglés. Estoy viendo la tele en inglés, estudiando por mi cuenta y leyendo libros en inglés. Hace unos días, en la búsqueda de una lectura con una temática que me atrajera, pensé que un libro que hablara sobre el yoga sería perfecto. Lo que encontré, casi por casualidad (¡gracias Universo!), en Warrior Pose: How Yoga (literally) saved my life, fue un pequeño tesoro.

La historia de Brad Willis

Libro Warrior Pose Bahva Ram

Hace más de veinte años, Brad Willis era un reportero de guerra que trabajaba para la NBC News y cubría grandes historias en Oriente Medio, Ásia, África y América Latina. Estuvo en la Guerra del Golfo, investigó de primera mano a los grandes narcotraficantes de Colombia y vivió con la resistencia pacífica en las montañas de Afganistán. Todas estas experiencias nos hacen asumir que, en general, Brad era un hombre al que no le costaba arriesgarse. Hasta que sucedió algo inesperado.

Estaba en la flor de mi vida, viajando por el mundo como corresponsal para NBC News, cuando la tormenta me golpeó y todo se vino abajo a mi alrededor. En lo que pareció un instante, fui declarado discapacitado de forma permanente con la espalda rota. Luego, apareció un diagnóstico de cáncer terminal. Una vez fui capaz de cubrir guerras, de cruzar desiertos, de escalar montañas y de entrar en zonas de batalla. Pero ahora no podía sentarme a comer, caminar sin bastón o hablar sin una caja de voces atada al cuello. La carrera que había sido mi alegría y que había definido mi vida durante dos décadas se había ido para siempre. Ya no sabía quién era ni por qué estaba vivo. (Brad Willis aka Bhava Ram).

Como él mismo cuenta en la introducción de su libro, cuando se encontraba en lo más alto de su carrera, una fractura en la parte baja de la espalda y una posterior cirugía fallida dejaron a Brad prácticamente discapacitado. Como consecuencia de esto, tuvo que dejar su trabajo en la NBC y varios años más tarde, fue diagnosticado con cáncer de garganta con pocas posibilidades de curación.

Tras varios años sometiéndose a los métodos de la medicina occidental, Brad decidió acudir a los Vedas: una alternativa a esta. Y aquí viene lo más sorprendente: en su libro, Brad cuenta cómo dos años de intensa meditación, pranayama, ayuno, veganismo y posturas de yoga conllevaron la cura de su cáncer y los problemas de su espalda.

¿Quién es Bhava Ram?

En 2004, Brad Willis asumió el nombre espiritual de Bhava Ram, y bajo este nombre, escribió varios libros. Sus memorias, contadas de una forma exquisita incluso para alguien no acostumbrado a leer en inglés y recogidas en el libro Warrior Pose: How Yoga (literally) saved my life, han servido de inspiración para miles de personas alrededor del mundo.

Libro Warrior Pose Bahva Ram

Sanando contra viento y marea

Puedes practicar yoga o no. Puedes confiar en los métodos de medicina alternativa o no. Pero la historia de Brad Willis, creas lo que creas, te hará reflexionar enormemente. Se trata de una historia de sanación a todos los niveles que, además de suponer un viaje increíble a través de algunas de las crisis más importantes del siglo XX, es el relato de un auténtico colapso físico que, incluso cuando no hay esperanza, nos da fuerzas para seguir creyendo en algo.

Cuando era joven me sentía atraído por las matemáticas, la ciencia y la medicina. La exactitud de un cálculo complejo, la conclusión de un experimento de laboratorio, el impacto de una medicación. A conduciendo a B. Uno más uno equivaliendo a dos. Los hechos eran hechos: los resultados podrían predecirse y, en última instancia, la lógica prevalecía. Sin embargo, como mi práctica como médico progresó, fui testigo de cómo algunos pacientes sanaron y prosperaron como resultado de tratamietnos específicos, mientras que otros empeoraban y sucumbían a pesar de que las terapias eran idénticas. A no siempre llevaba a B. (Dr. Emmett Miller)

POSDATA:

Creo en la capacidad de AYUDA, a todos los niveles, del yoga. Como nos contaron Irene y Lidia de Yoganímate, esta práctica ayuda a cada uno de la manera en la que lo necesita. Es una fuente poderosa de conocimiento, es una forma de conectar contigo mismo, con tu entorno y con la vida que hay a tu alrededor. Si estás pensando en practicarlo, no hace falta que sientas ningún tipo de “iluminación”, simplemente hazlo. Hay mucho que ganar.

Imagen de portada vía Pinterest