Belleza en clave slow (y verde, muy verde)


Es un hecho: la era del estilo de vida en clave slow ha comenzado y ya nadie puede pararlo. Cada vez somos más conscientes de que el medio ambiente no debe sufrir a causa de nuestro estilo de vida. De esta forma surgen casi cada día iniciativas, marcas y movimientos que nos impulsan a consumir de forma más consciente. Un ejemplo de ello es la cantidad de iniciativas que despuntan a favor de la moda sostenible y otra gran pata de esta nueva filosofía, es la belleza.

Sí, la belleza también puede ser sostenible

Llevo dedicados a escribir sobre temas de belleza los últimos 3 últimos años de mi vida profesional. He visto elevarse y caer tendencias, cambios de rumbo, inquietudes e innovaciones casi futuristas. Pero si hay algo que ha despuntado de entre todo ello en los últimos tiempos, es la necesidad de que la belleza debe hacerse pensando en el medio ambiente, con ingredientes respetuosos y con sistemas de investigación más éticos. Es lo que pide un público cada vez más inconformista y consciente, y es lo que ha dado lugar a la cosmética natural, orgánica y ecológica. Todo un mundo por descubrir en el momento en el que te libras de tus prejuicios y te pones a investigar, créeme.

Nasei: recuperando la cosmética de nuestras abuelas

Hoy os traigo un ejemplo práctico de esto. Se trata de Nasei: una tienda boutique de cosmética orgánica que es, además, un salón de belleza sostenible. Terapias de bienestar, rituales de belleza y tratamientos únicos, a base de cosmética natural y bio. El centro de Nasei se inauguró en 2008 y, en 2012 nació la tienda online Nasei Store, en la que se pueden encontrar una selección de productos de cosmética artesanal y natural, además de su marca propia, hecha con mimo desde el principio al fin del proceso.

Nasei: belleza en clave slow

Y es que los productos de Nasei están formulados y fabricados, desde el principio hasta el final del proceso, por dos hermanas, Celia y Lorena. Ellas elaboran sus productos con fórmulas estudiadas minuciosamente e ingredientes activos naturales. Sin conservantes, sin aromas o ingredientes científicos. Todo 100% natural, como las antiguas fórmulas de las abuelas (que ellas mismas recolectaban del campo o la montaña). Además, la mayoría de sus ingredientes son procedentes de cultivos ecológicos.

POSDATA:

Tenía la idea de escribir un post sobre cosmética orgánica cuando le pedí a Lorena de Nasei un dossier de prensa con más información. Así, he tenido la oportunidad de probar dos de sus productos (¡os los enseño en la foto de Instagram de hoy!) y por ello he escrito este artículo en colaboración con la firma. Os voy a contar más sobre ellos en Instagram, así que si queréis saber más, ¡dadle a seguir!

Imagen de portada vía @Nasei