Corta la maleza de tu vida: personas tóxicas y el hábito del caos


De pequeña siempre íbamos a pasar las vacaciones al pueblo de mi madre. En primavera, crecía en el patio un montón de maleza. Casi no se podía salir sin que las malas hierbas te llegaran hasta las rodillas. Mi familia las cortaba siempre, porque de lo contrario el patio quedaba inservible. ¡Y nos gustaba ese patio!

La maleza de tu vida

En la vida pasa algo similar. Si no cortamos, de vez en cuando, la maleza de nuestra vida, estamos impidiendo que las cosas buenas puedan crecer, que no podamos avanzar. Y pese a que todos tenemos un sinfín de cosas que nos convendría cortar, creo que podríamos empezar por la ortiga y el cardo de la vida de cualquiera: las personas tóxicas y el hábito el caos.

“Cuando las personas tóxicas dejan de hablarte, es como si la basura se hubiese sacado sola”

Personas tóxicas

No se trata necesariamente de malas personas, pero sí que son personas que nos rodean y que tienen como base de su vida diaria una serie de pensamientos deprimentes que nos contagian con ferocidad. Da igual si te los encuentras en la parada del autobús o quedas para tomar un café: las personas tóxicas, además son bastante egocéntricas y no se paran a pensar que quizá quieras intervenir en su monólogo, y convertirlo en una conversación.

Hábito del caos

¿Y qué es el caos? El caos somos nosotros mismos, son nuestros hábitos nocivos, nuestras creencias limitantes, nuestras prisas, nuestro estrés, nuestra manía por querer controlarlo todo. En definitiva, el caos es nuestro hábitat natural. Vivimos en medio del caos (y a veces, hasta nos gusta y lo convertimos en un hábito más).

Sorprendentemente, no nos hemos vuelto locos todavía. Así que vamos a aprovechar este pequeño detalle (por el bien de nuestra salud mental) y cortar ese ritmo frenético, al menos, un rato cada día. Tómate tu tiempo para respirar (¿has probado la meditación?), disfruta del placer de no hacer nada, tómate tu tiempo para organizarte y, sobre todo, quiérete a pesar de que el mundo te diga que no eres suficiente.

POSDATA:

¿Se te ocurren más cosas que podemos empezar a cortar de nuestra vida? Yo tengo una larga lista, ¡cuando quieras empezamos a compartirla por Instagram!

Imagen de portada vía Pinterest