Manifiesta tu poder: Tu lista de aprendizajes para la vida


¿Alguna vez te paras a pensar en todas las lecciones que la vida te ha enseñado? No te conozco. No sé qué edad tienes ni tampoco las cosas por las que has tenido que pasar. No sé nada en absoluto de tu vida, pero sí se algo: seguro que has aprendido muchas cosas en estos años. Y sé otra cosa: estoy casi segura de que nunca te has parado a listarlas de forma consciente. Da igual si las has aprendido por las buenas o por las malas, da igual si son cosas más o menos importantes, grandiosas. Lo verdaderamente importante es que te han hecho ser quien eres hoy, que forman parte de ti, y que por eso son tan valiosas.

Somos los dueños de nuestros pensamientos, sentimientos, decisiones, palabras, acciones. Somos dueños y maestros de todos nuestros recursos internos. Somos los afortunados protagonistas en nuestro mundo interior. (Cristina de Arozamena)

Tu aprendizaje es tu poder

Dentro de ti hay un gran poder. Un potencial capaz de transformar tu vida personal y todo tu mundo. No lo digo yo, lo dice Ever Vega Benavides en su libro: Despierta tu poder interior. Parte de ese poder está formado por nuestros aprendizajes. Digo aprendizajes y no enseñanzas, porque éstas suelen ser herencias de terceros. Los aprendizajes, sin embargo, son nuestros. Son esas cosas que hemos ido almacenando en nuestro disco duro y que han configurado nuestra realidad tal y como es ahora. Nuestro aprendizaje es parte de nuestro poder. Y a veces, conviene manifestarlo, hacerlo tangible y real.

Tu lista de aprendizajes para la vida

Te reto a que, cualquier día en el que no estés haciendo nada importante, te sientes en un sitio cómodo, apagues todos tus dispositivos electrónicos, y cojas un cuaderno y un bolígrafo. Te reto a que elabores la lista de las cosas más valiosas que has aprendido en la vida. Y para esto, recuerda:

  1. No tienes que escribirla toda de una vez.
  2. No tienes que tardar un tiempo determinado.
  3. No la des por completa, incluso cuando la hayas terminado.

Una vez tengas tu lista hecha, mantenla en un lugar visible. Cada vez que la veas, sabrás que todo eso es lo que la vida te ha enseñado, lo que te ha hecho ser quien eres. Es tu legado. Tu aprendizaje serán enseñanzas para tus hijos, ahijados o para las siguientes generaciones. Y por favor, trata a esta lista, de aquí en adelante, como lo que es: una manifestación de tu poder. Poder que te mantendrá fuerte en momentos de flaqueza, poder que te consolará cuando estés triste. Poder, al fin y al cabo, para seguir siendo tú a pesar de que el mundo o las circunstancias de la vida te empujen a ser otra cosa.

Mi lista de aprendizajes para la vida

Cuando me puse a pensar en este post, yo asumí mi propio reto. Esto que te muestro es una parte de mi lista. No está todo lo que escribí, y por supuesto espero seguir completándola a lo largo de los años, pero estos puntos son los que me apetece compartir aquí:

  1. El AMOR, en su forma más grandiosa y natural, es SIEMPRE la respuesta.
  2. Los amigos son la familia que eliges.
  3. Cuando haces algo que te gusta, se nota. Cuando no te gusta, se nota todavía más.
  4. Creer que puedes conseguir algo es el primer paso para conseguirlo. Pero, por supuesto, no el único.
  5. Si miras al mundo “con los ojos cerrados” (sin tantos prejuicios, sin tanto análisis concienzudo), descubres una belleza nunca vista.
  6. El tiempo es limitado. No puede desperdiciarse haciendo cosas que no nos llenan.
  7. Escribir, a veces, salva de la locura.
  8. Merece la pena vivir de forma apasionada y no pasa nada por buscar nuevas pasiones.
  9. Los días de mierda no son la verdad, pero son necesarios.
  10. La energía que se transmite, es la energía que se recibe.
  11. La meditación es una excelente herramienta para la vida, y puede practicarse fuera del mat de yoga.
  12. No hace falta estar 100% preparado para empezar algo. Nunca se está 100% preparado.
  13. La perfección no existe. El progreso sí.
  14. Se duro con uno mismo no nos hace sentir mejor.
  15. A veces, decir NO resulta bueno para la salud.
  16. No todo en la vida es avanzar. A veces hay que retroceder.
  17. La soledad también puede disfrutarse. Igual que el silencio.

POSDATA:

Si tú quieres, este ejercicio podría no acabar nunca. Recopilar en un listado todo lo valioso que has aprendido de la vida puede ser una tarea para todos los años que te queden de vida. Dicho así, suena igual de abrumador que apasionante, ¿no te parece? Si llevas acabo el reto, cuéntamelo por Instagram.

Imagen de portada vía: Pinterest