4 libros para darle de leer al alma


Pese a que Internet es una fuente inagotable de información, yo todavía me sigo fiando mucho más de los libros cuando se trata de adquirir conocimientos, de alimentarme el alma. Cuando te encuentras en medio de un cambio emocional o espiritual, cuando quieres explicarte a ti mismo esos cambios o cuando estás en una fase de transición personal, los libros pueden convertirse en un gran apoyo. Sobre todo si sales de tu zona de confort y te empleas en leer cosas que nunca pensaste que acabarías leyendo. La parte buena es que eso que sientes ahora, alguien lo ha sentido ya antes. La sensación de que algo te falta, también la ha tenido alguien antes. Y también la necesidad de cambio, de crecimiento o de felicidad de la que nace desde dentro, de la que empieza por ti, ya la ha tenido alguien antes. Y esas personas han escrito libros con los que tratan de explicar qué te está pasando, cómo puedes aprovecharlo, cómo puedes salir fortalecido o qué herramientas necesitas para conseguir que todo encaje.

Libros para el alma

Estos 4 libros de los que te hablo hoy, han sido mis lecturas en los 4 últimos meses. 4 últimos meses que, a su vez, han sido claves para mí, en los que yo misma he vivido (y sigo viviendo) una transformación personal.

El Alquimista (Paulo Coelho)

Un libro que cuenta cómo a veces, si escuchas al corazón, pueden pasar cosas extraordinarias. Es, probablemente, lo mejor que puedes leer de Coelho. El consejo que yo te doy es que veas más allá de los matices religiosos de la historia, y cambies esa espiritualidad puramente religiosa, por tus propias necesidades, inquietudes y objetivos espirituales. Objetivos que quizá no tengan que ver con un Dios, pero que para ti son casi igual de valiosos.

Si tu corazón tiene miedo, explícale que el miedo a sufrir es peor que el mismo sufrimiento, y que ningún corazón jamás sufrió cuando fue en busca de sus sueños.

Libera tu magia (Elzabeth Gilbert)

Este libro (de la autora de Come, Reza, Ama), parte de que la mayoría de las personas tenemos una faceta creativa en nuestra mente a la que casi nunca conseguimos llegar. Según Gilbert, explorar esta faceta es necesario para alcanzar una existencia plena. Pero para ello, es necesario superar el miedo (a la vergüenza, al que dirán, a perder el tiempo) y abrazar la inspiración. Este libro, sin duda, es mi favorito de los 4 que os traigo hoy. El motivo es porque me ha hecho entender la creatividad como parte de nuestra naturaleza y sobre todo, me ha ayudado a encontrar la inspiración, mediante la búsqueda con la mente abierta y mucha positividad y constancia. Cuando lo empecé, llevaba meses sin escribir, pero fue sumergirme entre sus páginas, y volver a recobrar mi iniciativa.

La creatividad es sagrada y al mismo tiempo no lo es. Lo que hacemos importa muchísimo y al mismo tiempo no importa nada. Trabajamos en soledad, y nos acompañan espíritus. Estamos aterrorizados y somos valientes. El arte es una tarea abrumadora y un privilegio maravilloso. El trabajo quiere ser hecho, y quiere ser hecho por ti.

El universo te cubre las espaldas (Gabrielle Bernstein)

Gabrielle Bernstein ha sido uno de mis grandes descubrimientos este año. En este libro habla de la importancia de la fe. No de una fe puramente religiosa, sino de una fe en nosotros mismos y en el Universo, de forma que podamos encontrar fuerza en la tristeza y el camino cuando estemos perdidos. Habla de sacar las palabras de las típicas y manidas citas que compartimos en redes sociales, y nos invita a pasar a la acción, a liberarnos, a perder el miedo cuando trabajamos por nuestros objetivos, cuando desarrollamos un proyecto o cuando afrontamos nuevos retos.

Nuestra felicidad, éxito y seguridad pueden medirse por nuestra auténtica capacidad de sintonizar con la vibración amorosa del Universo.

Siddharta (Hermann Hesse)

Esta ha sido mi última lectura. En estos 4 meses, al menos 5 personas de mi entorno me recomendaron su lectura. Me he tomado la lectura como un viaje: el mismo viaje que realiza Siddharta, un joven hindú, en busca de la sabiduría. Dispuesto a desapegarse de las comodidades entre las que ha crecido, dispuesto a ayunar, meditar, mendigar y caminar sin descanso, Siddharta se encontrará en su viaje con el amor, la humildad, el dinero o la avaricia, así como otras muchas experiencias que pondrán a prueba su alma. Aunque el tiempo en el que se desarrolla es imaginario, podemos decir que es una época cercana a Buda.

No se trata de inteligencia […]. La mayoría de los hombres son como hojas que caen y revolotean indecisas […], otros son como los astros: siguen una ruta fija, ningún viento los alcanza y llevan en su interior su propia ley y trayectoria.

POSDATA:

Si después de leer este artículo decides leer alguno de estos libros, te recomiendo hacerlo con la mente abierta. Sé que no es fácil liberarse de las ideas preconcebidas que uno tiene acerca de la espiritualidad, la creatividad o los cambios personales y/o emocionales, pero cualquiera de estos libros exige una actitud de: “Eh, estoy aquí, sentado cómodamente en el sofá de mi casa, voy a comenzar este libro y me comprometo a leerlo pensando SÓLO en aquello que me puede aportar”. Obviamente, leer no le hace mal a nadie, pero sólo liberados de los juicios, podemos conseguir que nuestra mente haga “clic”. Y todo lo que viene después de ese “clic”, en serio, te lo prometo de verdad de la buena, te hará sentir que tu lectura ha merecido la pena.